lunes, 18 de febrero de 2008

Nada es lo mismo

El 13 conocí a una chica por Internet y la empecé a tratar
El 14, ella tuvo quien se acordara de tan importante fecha, y la quise conocer en persona
El 15, ninguno de los dos podíamos contener las ansias de querernos conocer
El 16... fue un día que no olvidaré jamás. Si ya al oír su voz por teléfono me había cautivado, al verla, simple y sencillamente, me robó el corazón.

Gracias Magali por hacerme feliz, por las bromas, por las sonrisas... pero sobre todo, por hacerme volver a creer en el amor

1 comentario:

Darina Silverstone dijo...

Ah, uno nunca sabe donde se volverá a enamorar.

Que curioso.

Me gusta leer tu poesía, pero por alguna razón, me da más por opinar en tus post cortitos.

D.